Adolphe Sax, inventor del saxofón celebra su 200 aniversario.

El Museo de los Instrumentos de Música, en Bruselas, dedica la exposición «Sax200» al creador de un objeto que alcanzó su mayor esplendor a manos de los músicos de blues y jazz

http://cur.lv/7bki7

Fue el inventor que puso nombre a un instrumento que revolucionó el mundo de la música. Si no, que se lo pregunten a los aficionados al jazz o al blues. Una exposición en el Museo de los Instrumentos de Bruselas (MIM) ha querido hacer justicia, 200 años después de su nacimiento, a este gran desconocido del público llamado Adolphe Sax (1814-1894).

Nació en Dinant (Bélgica), a orillas del río Mosa, el 6 de noviembre de 1814. Se dice que sobrevivió a un ahogamiento en el río, a una terrible caída de unas escaleras, y a una ingestión de barnices utilizadas por su padre, un reputado fabricante de instrumentos.

En 1842 Adolphe instaló su propio taller en París, y se dedicó al estudio científico de la acústica. Por aquel entonces ya tenía una bien ganada reputación y había registrado una patente para perfeccionar el clarinete.

En 1845 ganó un concurso organizado por el ejército francés, que deseaba mejorar la potencia sonora de sus instrumentos de viento. Adolphe se impuso ante 20.000 espectadores en los célebres Campos de Marte.De esa forma aumentó su fama y obtuvo casi un monopolio entre las bandas militares.

Pero el objetivo de Adolphe Sax era conseguir un instrumento que aumentara la versatilidad y gama sonora del clarinete. La primera vez que tocó un saxofón en público lo hizo en 1841, todavía en Bruselas. Por fin, el 28 de junio de 1846, depositó una patente para un «sistema de instrumentos de viento, llamados saxófonos». 

Entre los primeros entusiastas del invento se encontraban Berlioz, quien compuso la primera obra para saxofones en 1844, y llegó a escribir: «Es de tal naturaleza que que no conozco ningún instrumento actualmente en uso que pueda comparársele, a ese respecto. Es pleno, blando, vibrante, de enorme fuerza y susceptible de endulzar». 

En las orquestas clásicas hubo sin embargo, al principio, ciertas reservas frente a la novedad, pero fue especialmente bien recibido en el mundo de la ópera. Entre los primeros compositores que lo adoptaron para este fin fueron Georges Kastne, Jules Massenet y Bizet.
Más tarde serían los músicos de jazz y blues los que sacarían todo su jugo al instrumento, protagonizando algunos de los capítulos más esplendorosos de la música del siglo XX, a manos de genios como Charlie Parker, Dexter Gordon, Sonny Rollins, Stan Getz, Maceo Parker, Paquito D'Rivera o John Coltrane.. 

El visitante de la muestra, que se abre hoy al público, en el Museo de los Instrumentos podrá descubrir unos 200 instrumentos que llevan la firma de Sax, entre los que se encuentran el saxófono más viejo que se conserva, un barítono de 1846, y un tenor con los colores de la bandera americana que fue entregado en 1994 al entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton. La exposición estará abierta hasta el 11 de enero de 2015.

fuente: abc.es/cultura/

Dale y síguenos en Facebook